¿Cómo cobrar un pagaré?

Uno de los instrumentos de pago más comunes entre comerciantes y empresas es el pagaré. Este es un documento en el que una persona, ya sea natural o jurídica, se compromete a pagar determinada cantidad de dinero a su acreedor, siempre en una fecha establecida.

¿Tienes dudas sobre los pasos necesarios para cobrarlo? Aunque es un proceso sencillo, debes conocer algunos detalles para que no tengas problemas de ningún tipo. ¡Te lo explicamos todo!

Cobro de pagarés: ¿Qué debes saber antes de cobrar un pagaré legalmente?

La popularidad de este método de pago se debe a la falta de liquidez de las empresas para pagar de golpe una factura grande.

Al recibir un pagaré, cuentas con suficiente respaldo legal para cobrarlo. Sin embargo, es conveniente que tengas en cuenta ciertos aspectos para que no existan dificultades:

  • Asegúrate que la palabra «pagaré» aparezca de forma explícita.
  • La fecha de cobro debe ser la correcta, de lo contrario, el documento no tendrá validez.
  • La cantidad de dinero a pagar debe ser expresada en números, letras y en la unidad monetaria correcta. 
  • El receptor debe hacerse cargo de los gastos de gestión, es decir, los costes del proceso de tramitación.
  • Es imprescindible que aparezca en el documento la firma en forma manuscrita del emisor. Si este emisor es una empresa, entonces el firmante debe indicar la organización a la que pertenece a través de la antefirma de la sociedad y un sello.
  • Si el título no se cobra en la fecha establecida, será responsabilidad del receptor.
  • El domicilio para el cobro debe ser expuesto de manera clara y precisa.
  • Es recomendable analizar la capacidad de pago del cliente para minimizar el riesgo de impago. Para eso, puedes solicitar los informes de riesgo de la compañía.
  • Siempre debe aparecer el nombre del receptor, de lo contrario, se anulará el instrumento.
  • Comprueba que en el documento se encuentra el número de cuenta donde se recibirá el dinero, el lugar del pago de la operación y la fecha.
👉 Quizás te interese saber que puedes cobrar la cantidad acordada antes de la fecha establecida. Esto se conoce como un descuento de pagarés y en este enlace te lo explicamos a fondo.

cobro pagares

Procedimiento para cobrar un pagaré: ¿Cómo se hace efectivo y cuándo se puede cobrar un pagare?

Una vez que conoces todos los detalles para que el proceso sea más rápido y sencillo, es momento de proceder con la solicitud del pago. Existen dos maneras de cobrar este título:

1. Cobrar un pagaré en la fecha de vencimiento

El primer paso es esperar a que se cumpla la fecha de vencimiento. Hasta que llegue ese momento, debes conservar el documento en el mejor estado posible y no permitir que caduque. Si esto pasa, se anulará el título, lo que significa que no podrás cobrarlo.

Tienes que acudir a la entidad financiera especificada y asumir todas las comisiones y gastos administrativos implicados. Si no puedes realizar el proceso, es necesario que inicies el protocolo de reclamaciones judiciales.

2. Cobrar mediante un descuento de pagarés

Debes contactar a una entidad financiera especializada en este tipo de servicios. Presentas el título y negocias los términos, incluyendo quién será el responsable de asumir los gastos en caso de impago y los costes de la operación.

Si el documento está en regla, la entidad procede con la entrega del dinero, deduciendo el coste de este servicio. Antes, debe comunicarse con el deudor para asegurarse que no exista ningún inconveniente.

Una de las ventajas de este método es que te permite obtener liquidez de forma inmediata, pues no tienes que esperar hasta la fecha de vencimiento.

Tipos de pagaré que puedes cobrar

  • A abonar en cuenta: en este tipo, el dinero solo puede cobrarse mediante una cuenta bancaria en específico.
  • A la vista: se paga cuando se presenta el título.
  • A fecha fija: únicamente se cobra en un día concreto.
  • A la orden: en este caso, el beneficiario puede endosarlo, es decir, cederlo a un tercero y sin necesidad de comunicarlo al emisor.
  • No a la orden: no está permitido endosarlo sin consultar al emisor previamente.
  • De empresa: su vencimiento es a corto plazo y es la empresa emisora la que impone ciertos requisitos para el beneficiario.
  • Bancarios: son talonarios de pagarés indefinidos que concede una entidad bancaria a los solicitantes.