Pagarés de empresa

Los pagarés son cada vez más usados como recursos de inversión. Esto es algo que le puede traer beneficios a tu empresa debido a su alta rentabilidad, aunque también conlleva ciertos riesgos que debes conocer.

A continuación te explicamos qué es un pagaré de empresa y qué ventajas financieras puede aportarte.

¿Qué son los pagarés de empresa? Definición

Un pagaré es un documento legal en el que una persona o empresa (en este caso el emisor) se compromete a pagar a otra persona o empresa (el tomador o beneficiario) una cantidad de dinero en una fecha determinada.

Es importante destacar que es un recurso de título de crédito donde se hace un reconocimiento al acreedor de la deuda, indicando claramente el importe, y el compromiso de pagarla únicamente en la fecha pactada.

A nivel empresarial, los pagarés funcionan como el método más fiable de hacer préstamos o vender productos y servicios con otras compañías. Se encuentran protegidos y regulados por legislación específica al respecto.

Elementos esenciales de los pagarés de empresa (Ejemplo)

Para poder ser un documento con validez legal, debe contar con los siguientes elementos:

  • La denominación expresa, con la palabra “pagaré” a modo de encabezado.
  • El importe exacto de la deuda o cantidad a saldar expresada en números y letras y en la moneda correspondiente.
  • La fecha y lugar del cobro (esto también se le conoce como fecha de vencimiento del pagaré).
  • Identificación del tomador o beneficiario, en este caso el representante de la persona jurídica a quién va dirigido el pagaré.
  • Firma del emisor o deudor.
  • Fecha de expedición del pagaré.

ejemplo pagaré

Pagaré empresarial como producto de inversión

¿Invertir en pagarés de empresa? ¡Si! Y es que también los pagarés pueden convertirse en un producto de inversión gracias a los intereses moratorios que se pueden fijar, debido a que existe un riesgo de pérdida en caso de impago por parte del deudor.

¿Y qué vencimiento tienen los pagares de empresa? Pues normalmente puede rondar entre 1 o 2 años máximo, incluyendo los intereses si se incluyeron en esa fecha exacta.

Sin embargo, un elemento imprescindible antes de decidirse por un pagaré, es comprobar el nivel de solvencia del emisor.

En el caso de que el emisor haya tenido problemas moratorios anteriormente, los intereses a exigirle deberían ser superiores. Para llegar a esta conclusión las empresas se suelen someter a procesos de auditoría para escanear el estado general antes de pactar.

Actualmente, para la parte beneficiaria de un pagaré (el tomador) resulta un poco complicado comprobar la solvencia de ciertas empresas pequeñas o incluso medianas, a raíz del boom de las start-ups, ya que no cuentan con un registro público de transacciones mercantiles.

Es por eso que, antes de decidirse y proceder con estos recursos financieros, se recomienda un asesoramiento profesional para evitar pérdidas en lo que se supone que puede traer ganancias sustanciales a medio y largo plazo.

invertir pagare empresarial

Ventajas de invertir en un pagaré empresarial

  • Documento jurídicamente vinculante, válido para proceder legalmente en caso de falta de pago.
  • Quienes asumen un pagaré asumen un compromiso importante de pago, lo que aumenta la confianza de la transacción. Aunque, como ya hemos dicho, siempre existe el riesgo por impago.
  • Permiten un interesante margen de beneficio a medio-largo plazo, en función de la fecha de vencimiento, el importe y la empresa en cuestión.
  • Son flexibles, se pueden endosar o negociar bilateralmente.