Pagarés bancarios

Tanto en el mundo de los negocios como en la vida personal, a veces se hace necesario realizar préstamos financieros pero, ¿cuál es la mejor forma de llevarlos a cabo?

Existen múltiples opciones disponibles. Sin embargo, el pagaré es el instrumento legal más recomendado. Sirve para realizar transacciones de bienes raíces, empresariales y a título personal.  En este artículo se explica qué es un pagaré bancario y cómo funciona.

¿Qué es un pagaré bancario? Definición

Los pagarés bancarios son un tipo de pagaré emitido y conformado por un banco, a diferencia de los pagarés de empresa, que son emitidos por compañías privadas.

Su principal característica es que el abono debe realizarse dentro de plazo estipulado en una cuenta del banco emisor. Además, la entidad bancaria será quien decida la tasa de interés de dicho pagarés bancario, que variará en función de los criterios que considere oportunos cada banco.

Si te preguntas qué es un pagaré en términos generales, no es más que un documento fiscal que sirve como un contrato. En él, una persona o una empresa se compromete a pagar una cantidad de dinero específica a un tercero. Pueden ser firmados entre dos empresas, dos personas, entre una entidad financiera y un individuo o viceversa.

A continuación te mostramos un ejemplo de pagaré bancario, para que veas todos los campos que lo componen:

ejemplo pagaré

Los actores que intervienen en la creación de un pagaré se clasifican de la siguiente manera:

  • Librado: Es la persona o la compañía que se responsabiliza por abonar la deuda.
  • Beneficiario: Se trata del sujeto o la entidad a la que debe pagarse el importe.
  • Avalista: Es el individuo asignado para hacer cumplir este documento. La mayoría de los pagarés se firman y se ejecutan sin que intervenga esta figura.

Este instrumento está diseñado con el objetivo de describir y determinar los términos que rigen un compromiso financiero.

Para que se considere válido, debe contener los siguientes requisitos.

  • La palabra pagaré debe aparecer en el centro de este contrato. La redacción tiene que realizarse en el idioma oficial. Algunos juristas no aceptan este término como válido, cuando está escrito en la esquina o al margen del documento. Tampoco se reconocen sinónimos o derivados como pagar, pagará, entre otros.
  • Debe incluir el importe a pagar escrito en letras y números. La única forma de pago admitida es el dinero físico.
  • Se hace obligatorio que indique la fecha de vencimiento (En números y letras). También debe especificarse el tipo de plazo estipulado por las partes.
  • En el documento se tiene que señalar el lugar fijado para el cumplimiento del compromiso. El nombre de la persona o la empresa que recibirá el importe, la fecha y el lugar en la que fue emitido y la firma del emisor. De no incluir estos elementos, el pagaré se considera como nulo.

¿Existen más tipos de pagaré que los avalados por el banco?

¡Por supuesto! Existen varios tipos de pagaré. Éstos pueden clasificarse dependiendo de varios factores:

Pagaré según la forma de pago

  • Para abonar en cuenta: El cobro sólo se hará efectivo al ser ingresado en una cuenta bancaria.
  • Cruzado: Puede tener dos formas: cruzado general y especial. El general permite que el abono pueda ser cobrado en la cuenta de cualquier entidad financiera. En el caso del especial, el ingreso del dinero sólo puede ser realizado en la cuenta de una entidad financiera específica.

Pagaré según el momento de pago

  • A la vista: La cancelación se hace en el momento en el que el beneficiario se presenta para cobrar.
  • A día fijo y determinado: Determina una fecha exacta en la que debe llevarse a cabo el importe.
  • A plazo variable de la fecha de emisión: Puede tener 2 modalidades. La primera se añade una fecha de vencimiento para calcular el período de tiempo en el que se debe realizar el importe. En la segunda, no se indica una fecha de caducidad. El día del cobro marca la finalización del contrato.

Pagaré según la inclusión de la “cláusula a la orden”.

  • Contratos a la orden: El pagaré puede ser endosado a un tercero. El beneficiario tiene la opción de cobrar de forma anticipada en cualquier banco o agente financiero.
  • Contratos no a la orden: No puede ser transferido o endosado. Se transmite exclusivamente por medio de una cesión ordinaria. Este tipo de pagaré es descontado sólo si el emisor permite el derecho de cesión del préstamo al beneficiario. Esto debe ser comunicado por vía notarial. El emisor puede oponerse si así lo desea.

Pagaré según el emisor

  • Bancario: Se trata de contratos emitidos por un banco. Si los beneficiarios no cumplen el acuerdo antes de su vencimiento, incurren en impagos. El abono sólo se realiza en las cuentas del banco emisor.
  • No bancario o de empresa: Son realizados por compañías que le exigen a los solicitantes una serie de requisitos para recibir los beneficios de un pagaré.